Salud & Nutrición

Tu bienestar y el de tu familia
son nuestra meta

Consejos para
una vida saludable

El equilibrio es la clave para lograr una buena salud, añadiendo alimentos que te hacen bien como los productos de la familia Capistrano ®.

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, y está aumentando especialmente en los países en desarrollo, donde la mayoría de los casos se diagnostican en fases avanzadas.

El cáncer de mama precoz generalmente no causa síntomas; razón por la cual los exámenes regulares de las mamas son importantes.

Habla con tu médico sobre cada cuánto te debes realizar una mamografía. Los cánceres mamarios precoces detectados por medio de una mamografía tienen buenas probabilidades de curarse.

Dale a tu cuerpo un descanso adecuado. Dormir 8 horas diarias es lo recomendado, esto permite que tu cuerpo realice todas sus funciones de restauración y ayuda a mantenerte sano y con energías.

Limita las conductas sedentarias como el permanecer sentados, acostados, viendo TV y otras formas de recreación que se centran en ver alguna pantalla. Realizar alguna actividad física adicional a las actividades habituales, independientemente cuál sea el nivel de actividad, puede brindar muchos beneficios para la salud.

Una alimentación saludable y balanceada, así como mantener un peso saludable reducen el factor de riesgo y las probabilidades de sufrir cáncer.

Tú eres la principal responsable de tu salud y bienestar.
Una vez que hayas asumido que el cáncer de mama puede ocurrirle a cualquiera, debes tomar conciencia de que hay que hacer cambios en tus hábitos. Esto te dará paso a ser una mujer empoderada.

Bebe con moderación y deja de fumar. Ambos hábitos son factores fuertemente asociados con el cáncer.

La autoexploración es una de las formas seguras para detectar el cáncer de mama, pues al observar cambios se puede actuar oportunamente. Lo ideal es acudir con un ginecólogo para aprender a hacerlo y notificarle de cualquier cambio que percibas.

Después de los 40 años, todas las mujeres asintomáticas tienen que someterse a una mastografía, la prueba más eficaz para identificar lesiones pequeñas, recomiendan especialistas. La disminución de mortalidad se ha atribuido a la posibilidad de hacer diagnósticos en fases más tempranas de la enfermedad. Con estos estudios de pesquisa, se pueden ofrecer incluso tratamientos menos agresivos, con probabilidades de curación mayores al 90%.

Si tienes más de 40, seguramente tu ginecólogo ya te habló de este examen. Si no, busca las campañas de detección que organizan las instituciones de salud y el propio gobierno, o acércate a fundaciones como Fucam (fucam.org.mx) y Cimab (www.cimab.org).

EMPACADORA CELAYA, S.A. DE C.V. AVENIDA MÉXICO-JAPÓN 116, COLONIA CIUDAD INDUSTRIAL, CP 38010 | TEL.01(461) 618 8500